¿Cuántas cosas debo medir en mis ingredientes alimenticias para ser mas productivo?

Martin J. Traxler, Ph.D.

El costo de alimentación del hato lechero representa su mayor gasto.  Con los proyecciones de la población humano de nuestra tierra en los siguientes décadas, no podemos esperar que esto va a cambiar en el futuro.  La producción de leche por vaca (Figura 1) ha aumentado dramáticamente en los Estado Unidos en las últimas seis décadas.  Se podría asumir que lo mismo ha ocurrido en México, sobre todo para los hatos lecheros intensivos.

Figura 1.  Producción de leche por vaca desde 1925 en los Estados Unidos de América.  Fuente: U.S. Department of Agriculture, National Agricultural Statistical Service.

La primera edición de NRC fue publicado en 1944.  Nuestro conocimiento sobre la composición de los alimentos estaba limitado por el metodología del día (el sistema Weende, circa 1890) que incluye la humedad, proteína cruda, fibra cruda, grasa cruda and extracto libre de nitrógeno.  Con la publicación de ‘El Rumen y sus Microbios’ en 1966 por Robert Hungate, los misterios de la funcionamiento del rumen empezó a ver la luz de día.  El trabajo sobre los métodos de laboratorio para la separación de la fracción de fibra en forrajes y mejoras en el sistema de energía (NTD) fue logrado activamente durante este tiempo.  Esto culminó con la publicación del sistema de fibra detergente de Van Soest y el sistema de energía neta por Moe y Tyrell a finales de los 60 y principios de los 70.

 

¿Qué es necesario para un programa de nutrición sea rentable?  En los últimos años la eficiencia de alimenticia (EA) ha recibido mucha atención.  ¿Qué es la eficiencia de alimenticia y como podemos medirla?  Normalmente, en ganado lechero, esta expresado como litros de leche por kilo de consumo de materia seca.  Pero, como expresamos la producción, litros producidas o corregida por contenido de grasa o energía?  Es recomendable usar leche corregida (por grasa o energía) en esta calculación por que es mas consistente con el consumo (energía) por la vaca.   Tabla 1 contiene un ejemplo entre la producción de leche tal cual y su equivalente cuando esta expresado como leche corregida por grasa (LCG) o energía (LCE) por tras razas de ganado lechero.  Como pueden ver, la diferencia entra LCG y LCE es poco y cualquiera medida será un mejor indicación de la eficiencia energética de la vaca.  Las metas de EA varia entre 1.2 y 1.7 dependiendo en la etapa de lactancia (Tabla 2).  En hatos con mas de una ración de producción, la mete es 1.2 por las bajas y 1.6 a 1.7 por las altas productoras.  Cuando hay solamente una ración, la meta es un mínimo de 1.5.   En el caso de las fresca, una valor mayor de 1.5 puede indicar que las vacas están movilizando reservas para soportar su producción y están perdiendo mucha condición corporal y debemos evitar esta situación o se puede aumentar problemas metabólicas como cetosis y desplazo de abomaso.  Esto nos quía a otro parámetro de rentabilidad del programa alimenticia – salud del hato.

Brevemente, algunos problemas metabólicas que los hatos deben enfrentar son fiebre de leche, cetosis, desplazo de abomaso y SARA.  Estas enfermedades tienen impacto con la incidencia metritis, retención de placenta y problemas reproductivas.   Como un ejemplo, si el costo de un caso de cetosis clínica es $151 (Universidad de Cornell) y su prevalencia es cinco porciento, cetosis clínica tiene un costo de $7.55 por cada parto.  Investigadores de la Universidad de Guelph estimaron el costo de cetosis subclínica a $78 y su prevalencia cerca de 40%.  Entonces, cetosis subclínica nos costó $31.20 por parto.  Cuando acumulamos el costo de todos los enfermedades subclínicas, podemos llegar a $50 por parto fácilmente y es muy probable que el costo real es mucho mayor ($100 –  $200, Progressive Dairyman).  ¿Qué hacemos para minimizar esto costo?  Primero, necesitamos determinar la tazas de estas enfermedades en nuestros hatos y desarrollar un plan para bajar sus prevalencias.  Estudios en los últimos años indican que el consumo en el periodo seco es muy importante y ya no podemos acorralar las vacas secas y olvidarlas hasta su siguiente parto.  Regresaremos el propósito de esta articulo y platicamos sobre los análisis que pueden tener impacto en la rentabilidad de los hatos lecheros.

Hoy, el número de análisis disponible puede ser abrumadora por total la gente menos los nutriólogos que manténganse actualizadas en las novedades de la investigación en nutrición.

Figura 2.  Una lista de diferentes análisis de alimentos que están disponibles hoy.  El tamaño de la letra, indica la importancia de este análisis.

Análisis Esenciales

Humedad o Materia Seca.  No puedo platicar de todos los análisis en esta lista, pero hay unos cuatro o cinco análisis que son indispensables por la formulación de las dietas.  Materia seca es probable el mas importante, particularmente de los forrajes húmedos.  Los requerimientos de las vacas publicados por NRC, ARC, INRA etc son basadas en materia seca y por eso formulamos las dietas en base de materia seca y dejamos las hojas de alimentación en base húmedo o tal cual usando los últimos análisis de materia seca.  Si un silo de maíz varia en su materia seca de un día a otro por 5% menos (33 a 28% MS), el consumo de materia seca de esta silo puede ser 1 kilo menos y la proporción de forraje puede bajar de 45% hasta 40.8%.

Una encuesta en línea de Progressive Dairyman esta preguntado con que frecuencia se analiza la humedad de los ensilajes en las dietas de vacas.  La repuesta mas común fue “Regularmente No” con 31.78%.  “Cada par de días” fue la repuesta menos común (8.91%) siguiendo por “Diario” con 11.24% de las repuestas.  Las otras repuestas fueron “Semanal” y “Cada par de semanas” con 27.13 y 20.93% respectivamente.  Obviamente, tenemos espacio para mejorar el monitoreo de la humedad de nuestras ensilajes.

Proteína Cruda.  Proteína cruda se mide analíticamente como nitrógeno multiplicado por 6.25 y es uno de los nutrientes mas costoso para suplementar.  Tenemos varios fuentes de proteína disponible que son subproductos de otras industrias (aceites, alcohol etc.) y normalmente pensamos que la proteína en estos productos tiene poca variación.  ¿Pero qué tan cierto es esta suposición?  Figura 3 presenta la variación en la proteína de pasta de soya utilizado por una compañía de aves en 2005.  Si hay tanto variación en un alimento que asumimos en uniforme, cuanta variación existe en nuestras forrajes que aporta 35 a 45% de la proteínas en las dietas de las vacas.  Si la proteína cruda de alfalfa heno es un punto mas alta que pensamos y la dieta tiene 6.5 kg, podemos reducir el usa de pasta de soya por 115 g.  Ahora, la recomendación es para analizar cada lote de alfalfa (corte, predio, proveedor).  Muestreos mas frecuentes pueden bajar la incertitud de los valores y la metodología utilizada por los laboratorios hoy es rápida y económica.

Fibra.  La fibra detergente neutral (FDN) tiene varios factores que promueven la salud de la vaca y la producción y calidad de la leche.  Sabemos por muchos años de que si no hay suficiente fibra (físicamente efectiva) en la dieta, la salud de la vaca sufre (acidosis, laminitis, etc.) mientras demasiado FDN restringe el consumo de materia seca y el nivel de producción.   La determinación de FDN permite la separación de los contenidos celulares solubles que son casi 100% disponible a digestión y la parte de los alimentos que son indigestible o degrada lentamente.

Cenizas.  Cenizas total se determina analíticamente por incineración a 500 – 600 oC por 5 a 6 horas.  Es una medida de los minerales en el alimento y es importante en la calculación de energía porque no contribuye energía del alimento.  A veces, un valor muy alto de cenizas indica contaminación del alimento con minerales suplementales o tierra.

Análisis Adicionales que Podemos Medir

Minerales.  Unos nutrientes en que tenemos poca información en relación de Estados Unidos y otro regiones, es el contenido de minerales de nuestras forrajes y las dietas de las vacas.  Este es un problema de menudo que penetra toda la industria de la agricultura en México.  ¿Cuándo fue la última vez que los suelos fueron analizados por su fertilidad y la aplicación de los fertilizantes ajustados en base de los análisis?  No se que es el raíz de esta problema, puede ser el costo de los análisis o la confianza en los resultados o laboratorios, pero es muy probable que estamos sobre suplementado unos minerales y cortos en otros, aumentando el costo de la dieta innecesariamente o limitando la producción o salud de nuestros hatos.  No puedo hablar de los otros laboratorios, pero ofrezco el análisis de minerales rápidos con un precio muy económico.  Tabla 3 y 4 contienen los resúmenes de los macro y micro minerales que analicemos desde la instalación de nuestro equipo actual en los medios de 2011.

En las raciones (producción y reto), hay mucha variación en todos los minerales, particularmente en fosforo, calcio (el máximum fue 3 veces el mínimum) y los micros.  Es probable que esta variación esta relacionada con el contenido de los minerales en los forrajes y la suplementación con paquetes de minerales sin el conocimiento de los niveles en los forrajes.

Digestibilidad.  En los años recientes, el análisis de la digestibilidad de la materia seca y la FDN son mas comunes por el uso de NIRS que también permite la determinación de tazas de degradación de la FDN.  Los nuevos modelos de formulación puede usar esta información para predecir mejor el desempeño de las vacas.  Ya existe la capacidad para estimar las tazas de otros fracciones de carbohidratos también utilizando la técnica de producciones de gases durante un análisis de fermentación in vitro.  Este información puede ser útil en la selección de los forrajes por el grupo de ganado e investigar las raíces de baja producción u otros problemas.

Almidón – Digestibilidad y Fecal.  La competencia entre humanos y animales por fuentes de energía alimenticia significa que los precios de granos son altos.  Como sabemos si estamos aprovechando los carbohidratos adecuadamente.  Hay diferentes factores que pueden afectar la digestibilidad del almidón (en forrajes) y incluye 1) tamaño de partícula, 2) humedad del grano, 3) duración y intensidad de la fermentación durante el proceso de ensilar, y 4) diferencia genética.  A pesar del conocimiento de estos factores no fue hasta reciente que los métodos y la interpretación apropiados han desarrollados para proporcionar información significativa sobre la digestión del almidón.

El análisis de almidón que encontramos en los heces esta ganando aceptación en Estados Unidos como una media de evaluando el procesamiento de almidón y es fácil para entender.  Las correlaciones entre almidón fecal y las medidas de digestibilidad se proporcionan en Tabla 5.

 Conclusiones

Los modelos nutriciones continua en desarrollo y la información de los alimentos que necesitan esta aumentando.  Los métodos para determinar esta información ya esta saliendo de los universidades a los laboratorios comerciales.  Hay análisis que están importantes por la formulación de las dietas y otros existía que pueden ayudar en la buscada de problemas en salud o producción.  Ustedes deben tener discusiones con sus asesores sobre los análisis que necesitan y con que frecuencia.

Bibliografía:

Progressive Dairyman.  Undiagnosed metabolic diseases are costing your herd more than you think.

Taysom, D.  2013.  Laboratory measurements of NDF and starch digestibility.  Tri-State Nutrition Conference.

LATTECH
Enviar WhatsApp
Llámanos